En la calle, codo a codo, somos mucho más que dos.

miércoles, 17 de abril de 2013

La transición del cole al instituto




El pasado día 25 de marzo el Director y el Jefe de Estudios del IES Jorge Juan mantuvieron una  reunión  con los padres y madres de 6º de Primaria.
Uno de los momentos que más preocupan a las familias es el paso del cole al instituto. Para relajarnos un poco,  debemos saber , en primer lugar, que estadísticamente está demostrado que el alumno que termina con éxito la Primaria continua desarrollando con éxito los estudios de Secundaría.Una vez aclarado esto,  debemos sin embargo tener en cuenta que el paso de Primaria a secundaría,  supone una serie de peculiaridades:
  • Mayor número de asignaturas.
  • Más horas de clase continuada y mayor número de profesores.
  • Tendrán que convivir con alumnado de hasta 18 años o 19.
Desde el centro os exponemos una serie de consejos, sacados de entre los distintos documentos de orientación para las familias,  para abordar con éxito este paso:
1.   Elaborar un horario de estudios.
  • Una vez que comience el curso, ayuda  a tu hijo o hija a que elabore un horario de dedicación a los estudios.Aunque se pueden contemplar momentos de ocio y descanso, sin embargo, a lo largo de la semana esta tendrá que ser la actividad principal.
  • No solo se trata de realizar deberes escolares, también tendrá que dedicar tiempo a realizar repasos, preparar resúmenes o adelantar trabajo.
  • La dedicación diaria y tranquila a los estudios es la mejor medida para prevenir otro tipo de dificultades. La misión de la familia es supervisar esta dedicación y garantizar las condiciones adecuadas.  
 2.    Hablar sobre los estudios.
  •  Mantener comunicación con su hijo o hija sobre los estudios y la vida del instituto.
  • Mejor que hacer un interrogatorio, esté disponible para que tu hijo te cuente o planteé preguntas abiertas.
  • Escucha sin juzgar. Preguntas del tipo “¿Y tú que piensas de eso?” “¿Qué vas a hacer tú?” pueden ayudar. 
 3.    Mantener contacto con el instituto.
  • Los padres deben estar informados de la marcha de su hijo o hija y no esperar a los resultados de las evaluaciones.
  • Debemos mantener una entrevista a lo largo de cada trimestre con el tutor o tutora y acuda siempre que les llamen. Adoptar las medidas que nos aconsejan si fuera necesario.
  • No  mostrarnos a la defensiva ni encubrir a nuestros hijos cuando os llamen desde el instituto. La colaboración entre la familia y el IES es indispensable en estas edades.
4.    Controlar el tiempo de Internet.

  • En estas edades puede aumentar significativamente la dedicación a Internet, sobre todo a las redes sociales.
  • Desde el principio, marque unos horarios, unas normas estrictas sobre su uso y supervise su uso.
  • En este blog hay numerosos artículos que nos ayudarán a enfocar este tema. Os recomiendo los de José Miguel y sobre todo la entrada de Pantallas Amigas .
5.    Establecer contratos.
  • En algunos casos, es necesario que la familia negocie con su hijo y establezca una especie de contratos.
  • En estos casos, el hijo o la hija podrá disfrutar de una serie de privilegios si cumple el horario de estudio y obtiene resultados adecuados.
  • Para ello se puede utilizar el uso del ordenador, el teléfono móvil, la “paga” de fin de semana, entre otros.
6.- Estar informado de su grupo de amigos
  • A partir de estas edades el círculo de amigos tiene una gran influencia sobre el adolescente.
  • El paso a Secundaria es un momento donde se establecen nuevas relaciones.
  • Manténgase informado y vigilante sobre sus amistades: no siempre son una influencia positiva.
7.- Debe haber acuerdo entre la pareja, en caso de separación o divorcio se debe establecer unos mínimos.
  • El manejo de un hijo o hija adolescente es especialmente complicado para todos las familias.
  • Que la pareja se mantenga unida, hable sobre el tema y adopte las medidas necesarias de mutuo acuerdo es clave para afrontar la educación en esta etapa.
  • Encubrir al hijo frente a la pareja, romper acuerdos o simplemente desentenderse es una forma inadecuada. 
8.- Elogiar y animar a su hijo o hija.
  • Desgraciadamente los chicos que tienen una dedicación a los estudios adecuada durante la Secundaria reciben pocos refuerzos y estímulos positivos, al contrario, suelen encontrarse con más problemas y obstáculos que el resto, por cumplir con su deber.
  • El apoyo de la familia, las palabras de ánimo, aliento y refuerzo serán fundamentales.
9.- Estar atento a los cambios.
  • Por último, al comienzo de la etapa y durante la misma, es conveniente estar atentos a posibles cambios de humor y de conducta en su hijo o hija.
  • Cambios bruscos como mal genio, excesivo nerviosismo,cambios bruscos en sus costumbres, pueden ser una señal de alerta.
  • En estos casos, no deje pasar mucho tiempo. Aborde el tema en primer lugar con su hijo o hija. Si esto no fuera efectivo infórmese a través de los profesores del centro.
  • Si hubiera problemas pida ayuda a otros especialistas,como el orientador u orientadora del instituto.
Publicar un comentario