En la calle, codo a codo, somos mucho más que dos.

martes, 11 de febrero de 2014

Menos gritos, Milagritos...

He encontrado estos artículos donde se explica qué efectos tienen los gritos sobre nuestros hijos y se nos dan una simples pautas para evitarlos. 





Me aplico el cuento y voy a intentarlo: reducir los gritos que se me escapan como el vapor de las ollas a presión.... Por eso mismo, por la presión... Pero si mi propósito al educar a mis hijas es que sean mejores personas, me creo en la obligación de serlo yo también, y en este aspecto tengo que mejorar. 

Lo subo aquí por si alguien más se une al reto. Por lo que hablo con otras madres y padres en mayor o menor medida todos podemos mejorar gritando menos a nuestros hijos. 

Espero tener éxito porque de verdad quiero lograrlo. 


Consejos prácticos para evitar los gritos

Por qué no gritar a tus hijos

Publicar un comentario en la entrada