En la calle, codo a codo, somos mucho más que dos.

viernes, 18 de julio de 2014

Seguir siendo pequeño

Haciendo un descanso entre papeles he encontrado este vídeo en una de mis páginas preferidas, parece ser que está hace tiempo en Internet pero yo me lo acabo de encontrar.
Al contrario que al niño del vídeo a mí sí me gusta ser mayor,  pero también quiero conservar mi mirada de niña. Porque estoy con él en una cosa: perdemos demasiadas cosas al crecer. Y conservar la capacidad de ser feliz, de entusiasmarte, de reír, de soñar…es imprescindible. Y volverlas a elegir, con la consciencia de adulta, no sólo con la inocencia de niña.
Aunque, eso sí, no me siento muy borrega ;-) , y el mar me gusta hasta en agosto.

Publicar un comentario