En la calle, codo a codo, somos mucho más que dos.

viernes, 9 de enero de 2015

La puntualidad clave del éxito escolar.

Ya estamos de vuelta y después de evaluar el funcionamiento del cole en el primer trimestre hemos detectado un incremento importante tanto en Infantil como en Primaria de niños y niñas que llegan tarde al cole de manera reiterada. 
Dado que los retrasos y el absentismo son claros indicadores de fracaso escolar y que nuestro objetivo como centro es educar a nuestros niños y niñas en indicadores de éxito, nos estamos poniendo manos a la obra para intentar corregir con vuestra ayuda y colaboración  estos retrasos y alertar a las familias sobre la necesidad de SER PUNTUAL.
Entre los motivos de los que constantemente llegan tarde ,  por ejemplo, no sonó el despertador, mi mamá/hermano/padre/ cuidador me retrasó, tarda mucho en desayunar,  había demasiado tráfico, etc. Los retrasos suelen  ocasionan distracciones , por ejemplo encontrarse con la clase vacía porque los compañeros están en educación física o el aula de música,  interrumpen explicaciones, y en general rompen con el orden de las actividades. 
Llegar al colegio con puntualidad y bien preparados ayuda a los niños a tener éxito en los estudios. Los niños que llegan a tiempo a la escuela, sin nervios, bien desayunados, que llevan los útiles escolares que van a necesitar y los trabajos hechos tienen más seguridad en si mismos y asisten más contentos a las clases. Además los demás compañeros tienen mejor percepción y opinión de ellos.
 La puntualidad es una actitud que se adquiere desde los primeros años de vida mediante la formación de hábitos en la familia, donde las normas y costumbres establecen horarios para cada una de nuestras actividades.  
También es un reflejo de respeto al tiempo de los demás, en nuestro caso hacia el aprendizaje del resto de los niños del aula y al trabajo de las maestras. Es una gran frustración tener a un grupo de niñ@s atentos y preparados y ser interrumpidos por compañeros que llegan tarde, colocan mochilas, chaquetas, mueven la sillas, preguntan por la explicación..... Además estos alumnos que reiteradamente llegan tarde se ganan fama de impuntuales y son increpados, a veces, por el resto de niños y niñas y como suelen ser siempre los mismos se instauran opiniones sobre ellos.
 ¿De qué depende llegar con puntualidad al colegio? 
La llegada a tiempo al colegio depende por partes iguales de los niños, y del conjunto de la familia. Por supuesto, es la familia quien educa a sus hijos para que colaboren y adquieran la responsabilidad necesaria para llegar a tiempo. Hay niños que tienen dificultades en adquirir el hábito de la puntualidad y hay familias que tienen dificultades en organizarse.




¿Cómo deberíamos de calcular el tiempo necesario? La estimación del tiempo necesario depende de las actividades de la mañana y del descanso del día anterior. Una familia cansada no suele ser puntual. Para calcular el tiempo de la mañana hace falta ser realistas: no se trata de una carrera sino de empezar el día organizados. En una  familia, todos sabemos quien es la más “dormilona”, quien intenta “colarse” en algún momento y quien es el más “tardón”. Se trata de aceptar, de respetar y de educar y de poner tiempo límite para hacer cada cosa hasta conseguir que los niñ@s lo hagan de manera autónoma. 

 Es la hora de irse a dormir la que se ha de adaptar al despertador, o sea, a la hora que precisamos levantarnos para llegar a tiempo para llegar al cole sin prisas y ni nervios. Los niñ@s no deberían realizar actividades extraescolares que les obliguen a levantarse con sueño o mal preparados y  en edad escolar. Las horas de sueño deberán oscilar entre las 8 y las 12 horas dependiendo de la edad y de la necesidad del niñ@.
Además el tiempo de los deberes no debería terminar hasta que la cartera no está bien preparada para el día siguiente. Nuestros niños deberían responsabilizarse de ellos con nuestra supervisión y ayuda. Y… por supuesto, han de tener un tiempo para organizarse la cartera, el equipo y mirar la agenda y esto se debe hacer el día de antes.
Publicar un comentario en la entrada